------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Este blog pretende ser solamente un espacio donde poder contar cosas, un muro donde escribir ideas, un tablón donde colgar pensamientos. Cosas, ideas, y pensamientos de todo tipo, cosas, ideas, y pensamientos que me interesen y me llamen la atención, y hacerlo por supuesto a mi manera. Es posible que lo que se escriba no tenga mucho sentido e incluso en numerosas ocasiones sea estúpido, y no importa, cada cual es libre de leer o dejar de hacerlo si cree que no vale la pena. Es más, es ésa la verdadera intención. Más que contar el día a día de mi vida lo que quiero hacer es contar el día a día de mis inquietudes, contar todo aquello que antes hacía saber a mis amigos cuando nos veíamos y luego se convertía en tema de conversación y discusión, en debates apasionados. Ahora que no nos encontramos tan a menudo y no tenemos tales oportunidades, la opción de la Red y los blogs puede ayudar a que sigan existiendo tales. Espero que así sea.

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
SI ENTRAS Y NO COMENTAS ES COMO SI NO ENTRARAS.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

viernes, 18 de noviembre de 2011

20N: que vienen que vienen... shhh shhh.

Quedan tan solo unos pocos días para que se celebren las tan ansiadas, por lo menos por parte del PP y desde hace ya mucho tiempo, Elecciones Generales. Las de este año están marcadas por la más que apremiante crisis económica a la que no solo no se le encuentran soluciones sino que cada día que pasa parece empeorar un poco más. De ésta, de la puñetera crisis, todas las formaciones políticas, pero especialmente la que preside Mariano Rajoy, ha estado sacando rentabilidad político-electoral desde sus más tempranos inicios allá por el 2008, y más que apoyar a la causa nacional en la resolución de la grave situación de nuestra economía, todos ellas, todas las formaciones políticas encabezadas destacadamente por el PP, han obstaculizado, con sus constantes críticas muy poco constructivas y su falta de propuestas, a un ejecutivo absolutamente desbordado por la situación interna y la coyuntura internacional. 
Parece que desde la barrera, especialmente los populares, se lo han pasando bomba viendo cómo el gobierno de Zapatero, cual torero desorientado ante morlacos embistiendo por sorpresa y por todos lados, intentaba torear, con menos acierto que más, todo sea dicho, lo que se le venía encima. A los de Rajoy solo les ha faltado vitorear con olés, olés y más olés todos los fracasos, constantes, de las políticas del gobierno (prima de riesgo, ajustes fiscales, etc.), fracasos que son, en definitiva, de todo el país, aunque parezca que los votantes del PP no sufran la crisis; como si aquí no estuviéramos todos en el mismo barco. Mientras que en la mayoría de los países los diferentes gobiernos y sus respectivas oposiciones han cerrado filas como se suele decir y han hecho piña ante el ataque de la especulación ruín y voraz de los mercados, quizá en un gesto más de apariencia, de cara a la galería, que de otra cosa, posiblemente, pero con la clara intención de transmitir tranquilidad y seguridad, aquí, en casa, por el contrario, eso de todos a una no parece estar bien visto por lo que la oposición ha ido generando, aún más si cabe, más división ideológica, social, económica y empresarial, desestabilizando más, y ya es difícil, todo el tinglado que se ha montado y atrayendo la atención, todavía más, hacia la fragilidad española, que quizá no lo sea tanto como se aparentamos hacia el exterior. Así nos ha ido y así nos va.
El PP ha ejercido durante todos estos años de gobierno socialista una labor consecuente con el lugar que ocupan en el parlamento (sentdos frente de ellos, opuestos) y con su propio apelativo, el de oposición. Es decir, durante estos años, pero sobre todo durante los últimos 3, el PP ha ejercido perfectamente su papel: ha opositado. Pero no como hacemos lo profesores y en definitiva todo aquél que quiere ocupar en un futuro un cargo como funcionario, es decir, estudiando y tobre todo  trabajando. No, ni mucho menos. El PP ha ejercido el papel de elemento opuesto, frontalmente si queremos hacernos una idea algo más visual. Ha interpretado  el papel de auténtico obstáculo a todo aquello que desde las filas socialistas se ha intentado hacer, poco y tarde, volvamos a recalcarlo para no despistar al personal. Se ha convertido en una especie de muro, a lo guiñol de Van Gaal, en el que todo ha ido rebotando y del que no ha salido una sola propuesta, ni una pequeña intención de arrimar el hombro y remar todos a una en el terrible chaparrón que nos está cayendo. El PP ha sido además cobarde. Rajoy en el debate electoral no tuvo la valentía de mojarse ni tan solo un poco. No movió ficha y solo se preocupó de protegerse ante los ataques de los socialistas. Y tuvo una oportunidad de oro de dar a conocer su programa electoral no solo a sus votantes sino a todos aquellos que aunque no le voten van a castigar al PSOE de la crisis. De su boca no se ha escuchado todavía una solución realista que pueda encauzar la deriva en la que anda España. Bueno sí, una solución sí que ha dado, la única quizá, pero no la aceptamos como buena, pues obviamente, decir que la solución a la crisis es simplemente crear empleo, no vale, no, señor Rajoy. Eso es prometer castillos de arena.  Se tiene que decir cómo se va a crear ese empleo, de debajo de qué piedras o de qué manga se va a sacar esos 5 millones de puestos de trabajo, que no es moco de pavo.  Todo lo demás es aire.
 Y aún así las encuestas parecen que son más que unánimes y dan como claro vencedor al máximo candidato del PP. Así pues es más que posible que la única propuesta a la crisis planteada en todos estos años por los populares, el cambio de gobierno, la panacea a todos los males, vamos, se materialice en los comicios del próximo domingo. Rajoy, personificando a la mejor versión de Jesús Gil cortador de cabezas de entrenadores y futbolistas como única cura a todos los males, cual Cid Campeador en las anchas castillas, no ha tenido otro objetivo político que descabezar al PSOE y hacerle pagar los platos que aquí se han roto por culpa de muchos otros, para poder ocupar finalmente la tan ansiada presidencia del gobierno. El erre que erre y la política del ataque constante para desgastar ha surtido efecto en el contexto de debilidad económica. El opio del pueblo, el trabajo que promete sin muchos argumentos, su solución a la crisis la tiene, eso sí, bien guardadita en secreto, no le vayan a robar las ideas.  Y mientras tanto la marabunta de votantes desaficionados de la política, cabreados y defraudados, lógicamente, con el gobierno del PSOE que no ha sabido atacar y gestionar la crisis a tiempo, y entusiasmados por las promesas de una vida mejor (?) , con trabajo y salario, (pero qué trabajo, qué salario y qué derechos) van a regalarle cigeamente su voto al PP este domingo aunque no sepan realmente, seguro que no lo saben, cuál es el programa concreto de Rajoy. Da igual mientras cambiemos, dirán algunos, o mientras cree trabajo, alegarán otros. Todo vale.
Rajoy ganará las elecciones y lo celebrará saltando en el balcón de la calle Génova. Entre aplausos y vítores algunas electoras incluso le gritarán guapo! además del clásico presidente. Es lo que tiene la emoción del momento y no se podrá criticar pues muchos de nosotros lo haríamos. Han esperado mucho tiempo para conseguirlo y será por lo tanto lícito. Tendremos nuevo presidente y Partido Popular para rato, cuatro años mínimo y ya veremos cuánto más. Pero lo que está claro es que los recortes sociales llegarán (Ley de dependencia, ayudas de todo tipo a desfavorecidos, recortes de derechos a todo aquello que no se aviene a su concepto tradicional de familia, etc), todos lo sabemos, y se sumarán muchos más recortes laborales y ajustes fiscales a los que el PSOE (y CIU en Catalunya) ya han iniciado como medidas imprescindibles impuestas, en parte, por la UE.
Ante el panorama que se avecina los que somos de izquierdas, sea del grado que sea y tengamos las preferencias que tengamos, estamos fastidiados. Y los que sufrimos la crisis en nuestra propia piel estamos más bien jodidos. Recordamos de qué manera y en qué términos gobernó el PP de Aznar durante aquellas legislaturas y cómo hizo y deshizo a sus anchas gracias a una mayoría absoluta que le respaldaba. Si la cosa ha estado mal hasta ahora agarrémonos los pantalones que se avecina una buena. La única esperanza que nos queda, por lo menos a mí, es que ya que van a ganar por lo menos que no lo hagan con la mayoría absoluta. Que tengan a alguien molestándoles un poco de tanto en tanto y no tengan carta blanca para darle la vuelta a todo otra vez. 
Ojalá me equivoque. Ojalá Rajoy y el PP puedan cerrarme la boca. Ojalá en unos años pueda leer esta entrada y pensar, joder, han cumplido, han mejorado las cosas. Es el único consuelo que me queda, pensando de manera ambivalente, pragmática si queréis, el creer que en poco tiempo la situación laboral y económica mejore. La de todos o por lo menos la mía.

5 comentarios:

Ramon dijo...

Amigo,

Ya te dije... Yo ya estoy más tranquilo... Rajoy tiene un plan! Además, la ESPERANZA es lo último que se pierde!

Que Dios (nunca mejor dicho) nos pille "confesaos"!

Amen

Anónimo dijo...

Me encanta todo lo que escribes, Juanan...debe de ser porque estoy absolutamente de acuerdo contigo,jeje.. Tu reflexión sobre la situación política me parece muy ponderada y objetiva. Enhorabuena.

Juanan dijo...

Se agradece, aunque no sé a quién hacerlo si no pones tu nombre. Igualmente merci!

Juanan dijo...

...pero de objetivo y ponderado, poco, que para es este blog, para decir la mía como quiero!

Anónimo dijo...

[url=http://www.23planet.com]online casino[/url], also known as accepted casinos or Internet casinos, are online versions of never-to-be-forgotten ("chunk and mortar") casinos. Online casinos franchise gamblers to disport oneself and wager on casino games totally the Internet.
Online casinos superficially upchuck up as a replacement during on odds and payback percentages that are comparable to land-based casinos. Some online casinos exercise establishment higher payback percentages as a countermeasure with a stance immersion bust-up games, and some bruit far payout magnitude audits on their websites. Assuming that the online casino is using an correctly programmed unspecific condense up generator, frame games like blackjack forced to an established column edge. The payout magnitude search of these games are established at coming the rules of the game.
Numerous online casinos hire into societal be self-assured or apprehension their software from companies like Microgaming, Realtime Gaming, Playtech, Supranational Tactic Technology and CryptoLogic Inc.